domingo, 3 de mayo de 2009

Muebleria La Malinche.

CRONISTA DE ENSENADA

MUEBLERIA LA MALINCHE

Heberto Peterson Legrand.

No se la fecha de fundación de “Mueblería La Malinche”, en Ensenada, empresa que creo fue constituida allá por la década de los ’50...
La casa matriz estaba en la ciudad de Tijuana y el propietario era el señor Don Max Weinstack, de origen judío, a quien tuve el gusto de tratar cuando trabaje en la “Fabrica de Muebles Cadillac” de la cual era uno de los socios principales.
La Mueblería “ La Maliche de Mexicali” no es o era propiedad de Don Max sino de la familia Varchawski. Inicialmente fueron socios de Don Max..
La Mueblería “ La Malinche de Ensenada” tuvo como gerentes a los señores Don Leo de la Rosa, a Don Rodolfo Anasosa, a Don Sandalio Zubiate, a Don Pedro Bulnes Molleda y después un servidor y tengo entendido que luego estuvo Don Arturo Hernández Morales, más no sé si alguien le siguió. Estuvo ubicada en la calle cuarta entre Ruiz y Obregón, luego en la esquina de la avenida Ruiz y calle cuarta y posteriormente en la avenida Ruiz entre quinta y sexta, desapareció por la década de los 90’.
Después del fallecimiento de Don Max Weinstack y estando yo viviendo en Tijuana me ofrecieron la gerencia la cual asumí en el año de 1973. siendo la Directora General una hija de Don Max. Posteriormente compraron la empresa los señores: Raúl Rubens, y los hermanos Nathan y ( de momento no recuerdo el nombre del otro hermando) Horwitz, judios todos, como patrones fueron muy finas personas conmigo, siempre tuve un trato muy amable con ellos y muy en especial de parte de Don Raúl Rubens con quien trataba más seguido por ser él Director General aparte de ser uno de los accionistas.
Venían a Ensenada, les informaba sobre la situación de la empresa: problemas y propuestas de solución; ellos con más experiencia me daban orientaciones, luego acudíamos a un restaurante a comer juntos, me dieron su confianza y estuve agusto.
El personal que colaboraba conmigo en la mueblería tenian mucho más tiempo que yo: mi secretaria era la Sra. Mariana Azuela (sobrina nieta del famoso escritor Don Mariano Azuela, creador, entre otras, de la primer novela de la revolución “ Los de Abajo”, era Mariana muy competente y descansaba en su honradez y eficiencia; Arturo Hernández Morales, Encargado de Piso, amigo de toda la vida; Baloy Chacón ( ya fallecido) chofer con casi treinta años en la empresa; Armando ( se me fue el apellido) auxiliar de Baloy con casi igual cantidad de años y otros dos compañeros y compañera, los nombres de momento no los recuerdo ( cuando el artículo aparezca en prensa me voy a acordar-suele suceder- por ello pido disculpas) por eso envidio a las personas que tiene excelente memoria.
Recuerdo aquel año de 1976, por un lado feliz porque había nacido mi hija Soraya, pero también nos golpeo la devaluación y como las operaciones se hacían en dólares comenzó el desfile de clientes: unos muy decentes, otros muy agresivos, otros groseros, que querían que de inmediato pusiera las cuentas en moneda nacional y al $ 12.50 por dólar. ya se imaginaran, procure mantener la calma y mantuve comunicación con la Matriz para que me dieran instrucciones dándoles a conocer al mismo tiempo las reacciones de nuestros clientes. La empresa también sus compras etc., las hacía en dólares, sin embargo hubo por parte de los dueños actitudes positivas, de comprensión y así fuimos arreglando caso por caso...
La mueblería no tenía agentes vendiendo fuera de ella, todas las operaciones eran en el piso y Arturo Hernández ya tenía mucha experiencia para desenvolverse, era muy buen vendedor y tenía muy buen modo. Por otra parte en ese tiempo era la mueblería que tenía los muebles de mejor calidad.
Escribo sobre una empresa que tuvo en Ensenada muy buen prestigio y de alguna manera forma parte de la historia Local. Todavía hay muchas personas que la recuerdan y fueron sus clientes, otros muchos no supieron de su existencia, a los primeros les dedico estas modestas líneas...

1 comentario:

  1. Hola buenas tardes!! Hoy mi mama se encontraba buscando fotografias de la muebleria, pero no encontro, pero encontro su blog y dice fue muy emotivo leerlo, mi abuelo era Baloy Rincón Reyes, me pidio hacer este comentario mi mama por el nombre que no era chacón, bueno fue muy bonito leer y recordar comenta mi mama Maria Paula Rincón, saludos!!

    ResponderEliminar