domingo, 3 de mayo de 2009

La plaza de la Patria

CRONISTA DE ENSENADA

LA PLAZA DE LA PATRIA.

Heberto Peterson Legrand

El Presidente Municipal, Lic. Pablo Alejo López, conocedor de la importancia del espacio que ha ocupado durante muchos años la Plaza Cívica de la Patria, se dio a la tarea de remodelarla para proyectar una hermosa y digna imagen, un nuevo rostro para deleite de los Ensenadenses y los visitantes tanto nacionales como extranjeros.
Por instrucciones de él nos dimos a la tarea de entrevistar al distinguido Arquitecto Alfredo Avila Escoto, que fue el Presidente de la Junta Federal de Mejoras Materiales, tanto de Ensenada como de Tecate de 1967 a 1977 y encargado de su construcción.
Nos dijo el arquitecto Avila que la Plaza Cívica que ocupa un área de 10,000 m2. formó parte de la primera etapa del Boulevard Costero Lázaro Cárdenas que comprendió de la avenida Gastelum a la avenida Castillo, siendo inaugurada la primera etapa en 1970 por el Presidente Gustavo Díaz Ordaz y la Plaza Cívica en septiembre de 1974.
Siguió diciendo el arquitecto Avila Escoto que La Plaza Cívica de la Patria se construyo con la finalidad de honrar a Don Miguel Hidalgo y Costilla, Don Benito Juárez y Don Venustiano Carranza, héroes de la Independencia, la Reforma y la Revolución respectivamente, esculturas que fueron elaboradas por un ertista de la ciudad de México de apellido Martínez siendo éstas de concreto.
Posteriormente se sumaron el Ejercito Mexicano y la Armada de México para honrar a sus héroes.
Han pasado 34 años y sus espacios han sido testigos mudos de muchísimos eventos cívicos y culturales, y las familias porteñas han hecho de ella un lugar de encuentro y de convivencia social.
Siguió comentando nuestro entrevistado que con la construcción del Boulevar Costero se logró integrar a la ciudad con el puerto....hasta aquí nuestro entrevistado que me externo su alegría por la remodelación y su belleza para jubilo de la ciudad.
La Plaza de la Patria nos obsequia hoy con unos andadores , bancas, jardines, fuentes e iluminación armónica y bellamente dispuestos.
La Plaza sintetiza algunas de las etapas más trascendentes de nuestra historia y rescata la memoria histórica que es alimento de los pueblos para no perder su identidad:
La escultura del sacerdote Don Miguel Hidalgo y Costilla evoca la lucha por la Independencia de nuestra Patria que inició aquella madrugada del 15 de septiembre de 1810 y concluyó con los tratados de Córdova, culminando con la entrada del Ejercito Trigarante a la ciudad de México el 27 de septiembre de 1821 al mando de Don Agustín de Iturbide.
Un Obelisco que evoca a los Niños Héroes de Chapultepec que ofrendaron sus vidas frente a las tropas invasoras comandadas por el General yanqui, Winfield Scott, el 13 de septiembre de 1847. Niños dispuestos a regar con su joven sangre las entrañas de la patria antes que ver manchado su honor.
Escultura del Licenciado Don Benito Juárez García que evoca la etapa de la Reforma y la lucha en contra del Imperio de Maximiliano quien fue derrotado gracias a la inteligencia y perseverancia de un Presidente que no se doblegó frente al ejercito más poderoso de la tierra, en aquel tiempo el ejercito francés.
La escultura de Don Venustiano Carranza que evoca la Revolución Mexicana. El hombre que se levanto en armas contra el “Chacal” Victoriano Huerta-de nefasta memoria- y asesino del Presidente Francisco I Madero y el Vicepresidente Don José María Pino Suárez.
Un Obelisco que recuerda la Heroica defensa del puerto de Veracruz el 21 de abril de 1914, donde también ofrendaron sus vidas alumnos de la Escuela Naval y pueblo de Veracruz ante el poderío de las fuerzas invasoras yanquis.
Esta por construirse un Monumento al Maestro, para que nuestra juventud honre a quienes nos dan las armas de la cultura y la educación para seguir construyendo el México que queremos para nuestras familias y las futuras generaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada